domingo, 13 de marzo de 2016

Versos 1891, el jerez más caro del mundo y el más listo


Muy buenas noches a todos una vez más. Mi compañero y amigo de fatigas Antonio Castillo y servidor de vds. tuvimos a bien el poder asistir el pasado 2013 al Institute Master of Wine, aquí en nuestra querida Londres, en la celebración de su 60 aniversario con una degustación formal, la de Versos 1891.

¿Qué tiene de especial un jerez de 10.000€?. En primer lugar y no por importancia, es que es INTELIGENTE. Expliquemos por qué. 
Cada botella de Versos 1891 tiene una etiqueta NFC OpenSense incorporada, la cual puede distinguir entre los estados "sellado de fábrica" y "abierto". A través de la aplicación personalizada de Thinfilm y una plataforma basada en la nube, la etiqueta puede transmitir de forma inalámbrica los datos de autenticación a los consumidores simplemente acercando un smartphone con NFC. Además, cada etiqueta tiene una identificación única y rastreable, y no puede ser clonada.

Versos 1891 fue originalmente un regalo de bautizo a Manuel Baratillo de su padre, y ya entonces fue descrito como un "amontillado viejo". Almacenado en los sótanos húmedos que custodia Barbadillo en San Lúcar de Barrameda,  generaciones de viticultores de la familia Baratillo, así como maestros de tonelería y de bodega de la empresa, han actuado como sus guardianes mientras ha envejecido lentamente en las condiciones de equilibrio requeridas por los mejores vinos de Jerez viejos. Se trata de un jerez procedente de una sola bota con una solera de 125 años.

Este peculiar vino sale a la venta a un precio de 10.000€ y se arropa en cristal de Atlantis, uno de los cristales más puros del mundo, soplado a mano en Portugal y fundido a 1100ºC. Además, todos los detalles están grabados a mano en la botella, sus inscripciones se hacen mediante la técnica del golpe de arena y la palabra "Versos", está elaborada en letras de oro, mientras que el cuello de la botella y el borde del tapón están pintados a mano con platino, el interior del cuello se ha pulido con una broca de diamantes, por lo que cada botella es única, de tal forma que el corcho ha tenido que ser diseñado a medida para cada una de esas cien botellas de "Versos 1891". Cada estuche fabricado en Ubique (Cádiz), es también una pieza única de artesanía, realizada íntegramente a mano por maestros marroquineros.

Amigos, todo iba bien en la degustación hasta que desgraciadamente nuestro Antonio acercó su móvil para comprobar la tecnología NFC de los noruegos estos, y en ese preciso momento entre la botella y su móvil emanó una energía incontrolable. Ocurrió algo inaudito, el samsung de Antonio se bebió de un trago la botella de 10.000€ él solito, dejándonos con la cara partida a los integrantes del Instituto Master del Wine y a mí. Ni que decir de la cara que se le quedó a Sir Francis Archibald Stamford III que era el siguiente con el baso en la mano que iba a probarlo.
El móvil de Antonio lleva tres días de resaca, por lo que su instagram estará un tanto borroso.

Un fuerte abrazo a todos.

@maspomada

Jesús González.2016













2 comentarios:

  1. Caray, al menos lo disfrutaron a conciencia que ya es bastante

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo Alí, un placer tenerte por aquí de nuevo.

    ResponderEliminar