miércoles, 7 de diciembre de 2016

Fecha exacta de la creación del mundo




El religioso anglicano irlandés James Ussher de Lightfoot (1581-1656), que fue arzobispo y profesor universitario, tras más de catorce años de concienzudos estudios de las Sagradas Escrituras, dio a conocer en su obra Cronología Sagrada, la sorprendente conclusión de que Dios creó el mundo por última vez a las 9 a.m. del 26 de octubre del año 4004 a. de C. La datación de esta fecha se enmarcaba en una teoría más genérica según la cual veintisiete catástrofes habían destruido toda la civilización en otros tantos momentos de la evolución de la vida en el planeta y que, cada vez, Dios había comenzado todo de nuevo. Según este obispo, los seres humanos actuales no habían aparecido en el Tierra hasta la última Creación, que comenzó en la fecha de arriba indicada. Desarrollando esa misma teoría, llegó a datar el Diluvio Universal el año 2400 a. de C., y a situarlo en la cuenca del Eufrates.

Para poder entender la teoría del señor Ussher, hemos enviado a nuestro técnico en creaciones mundiales, Anthony de Castillo Von Cubero a la fábrica de Johnnie Walker, donde según él, afirma que ahí se produjo el comienzo de la vida tal y como la conocemos. Lleva encerrado allí más de seis meses, esperemos que acabe pronto sus estudios.

@maspomada

Jesús González.2016

lunes, 21 de noviembre de 2016

los riesgos de la hipoteca inversa


Este relato de hoy va dedicado a todas esas ratas que quieren hacer negocio a costa de las personas mayores, en las que amparándose en la indefensión de sus víctimas, se quedan con sus casas cuando fallecen.

En 1965, André François Raffray, notario de profesión, propuso a la señora Jeanne Calment, nacida en 1875 y que entonces tenía noventa años, pagarle una renta mensual de 2.500 francos (más o menos 400€ actuales) hasta el día de su muerte a cambio de su vivienda, en lo que podríamos calificar como «hipoteca inversa». Jeanne Calment vivía en un céntrico piso en la localidad francesa de Arlés, en la cotizada Costa Azul. La nonagenaria había enviudado en 1942 de Fernand Calment, perdió a su única hija Yvonne en 1934 e incluso su nieto Fréderic falleció a causa de un accidente de tráfico en 1963. Al no tener descendencia ni familia directa, accedió a firmar el acuerdo con el notario Raffray. Este calculaba que la anciana viviría como máximo unos diez años más (hasta los cien) y él tendría un piso céntrico y formidable por poco más de 300.000 francos (45.734€). Pero el destino en algunas ocasiones juega malas pasadas e hizo que la señora Calment se convirtiera en el ser humano más longevo de la historia, llegando a vivir hasta los 122 años (se dice que dejó de fumar a la temprana edad de 117), dos años más que Andrés Francois Raffray, que murió el día de Navidad de 1995, a los 77 años. Su viuda tuvo que seguir pagando a Jeanne la cantidad acordada por su marido hasta el 4 agosto de 1997. Hay que destacar la curiosidad de que la señora Calment pasó una gran parte de esos 22 años ingresada en una residencia de ancianos, estando el piso vacío durante todo ese tiempo.

@maspomada

Jesús González.2016

lunes, 26 de septiembre de 2016

La solución final para acabar con los mosquitos

Muy buenas tardes a todos. 
Mi secretario Antonio Castillo lleva 56 horas encerrado leyendo y releyendo noticias destacables para poder hacer nuestra investigación 100% fiable. La noticia fue esta.

La CIME-FM de Montreal fue la primera emisora de radio del mundo que emitió en su programación una frecuencia camuflada que imita el sonido de los mosquitos. De esta forma, se consigue hacer huir a las hembras (que son las que pican; los machos no tienen trompa) ya que éstas, una vez fecundadas repelen a los machos.

Hemos querido verificar la noticia en nuestros aposentos de Monaco. Para ello hemos encerrado a Antonio con 8.000.001 de mosquitas cajoneras, con pedigrí, de las que nos están picando todos estos días por aquí. El experimento consiste en soltar a los 8 millones 1 mosquitas cojoneras a la vez que emitimos por radio el sonido repelente de los mosquitos machos y comprobar que no le pican a nuestro querido Antonio.

Dado nuestro reducido presupuesto, tan solo hemos podido conseguir unos walkie talkies de esos de fisher prize donados involuntariamente por un vecino nuestro. A falta de una grabación sonora del sonido de los machos, yo mismo he estado ensayando durante 7 minutos el sonido de los mismos.
Al grito de ahooooooooora !!!de Antonio, los mosquitos fueron introducidos en el estudio, en ese preciso momento empecé a emitir de manera fidedigna el sonido de los mosquitos a través de mi walkie talkie. Desgraciadamente, el experimento falló, los bichos se cebaron con Antonio, y actualmente se encuentra recuperándose de los picotazos en el centro hospitalario princesa Grace, aquí en Mónaco. 
Intentando ver que podía haber fallado en nuestro experimento, llegué a la conclusión que no había fallado mi imitación del mosquito macho, fue que las pilas que compró Antonio en el bazar de Ghuan estaban sin batería. 
Si alguien quiere mandar algún regalito para la feliz recuperación, Antonio aceptará de muy buen agrado botellas de Tanqueray n10.

@maspomada

Jesús González.2016


domingo, 25 de septiembre de 2016

ALCOR. Le congelamos en un santiamén.


Muy buenas tardes a todos.
En esta ocasión vamos a hablar de una empresa que se caracteriza por ofrecer a sus clientes una buena congelación. Sí, tal y como dicen que hiciera Walt Disney.

Comentarles que debido al maravilloso entorno que rodea Mónaco, mi secretario Antonio Castillo y servidor nos hemos tomado la libertad de mudarnos de Londres a Mónaco. Debido al alto precio del metro cuadrado, hemos podido conseguir un estudio de no más de 14 metros cuadrados en la tercera planta bajo el suelo,  en la calle avenue de Grande Bretagne número 15Bis -3A. Para rentabilidad el estudio debido al alto precio de adquisición, por la noche es un apartamento turístico con todas sus comodidades; dormitorio, cocina italiana, siciliana para ser exactos, y es que disponemos de un mesón siciliano justo en la puerta de nuestro estudio. Terraza sin vistas, plaza de garage sin garage, confortable, cómodo, lumisoso y limpio. Quien quiera alquilarnos por día el estudio podrá encontrarnos o no en airB&B. Por la mañana echamos a los inquilinos a la puta calle a que den vueltas por Mónaco o por donde les salga del alma y nos dedicamos a nuestras investigaciones.

El otro día merendando café con leche y unos bollos con mantequilla en el Yacht Club de Mónaco, del que somos socios mientras no se den cuenta que no somos nosotros los de la foto del carné, pudimos entablar una amigable conversación con lady Florencia de Brusseilles, una juvenil y simpática señorita de 102 años. Nos decía que a su edad ya está pensando en el futuro y que se iba a criogenizar en breve en una empresa llamada Alcor, con lo que decidimos investigar un poco a fondo.

En 1967, la Sociedad Criológica de California (ALCOR) comenzó a congelar cuerpos de clientes recién fallecidos, entre los que siempre se rumoreó que estaban los de Howard Hughes y Walt Disney, extremo que nunca ha podido ser comprobado. En la actualidad cuenta ya con unos 400 socios (que pagan hasta su muerte y congelación 100.000 dólares anuales) y otros 96 en gastos de papeleo; mientras que 10 cuerpos y 17 cabezas descansan ya para su congelación futura en las instalaciones de ALCOR. Desde que se comenzara a estudiar y a experimentar seriamente en 1964 la suspensión criónica de la vida mediante la congelación, lo cierto es que han sido congeladas con total seguridad no menos de 32 personas.

http://www.alcor.org

Visto los precios que se gastan, hemos conseguido convencer a la señorita Florencia que por no más de 10.000 euros (gastos de papeleo incluidos), la vamos a congelar durante el tiempo que quiera con total garantía, garantizando los cuidados médicos y técnicos que derivasen durante su larga estancia en nuestras instalaciones 100% preparadas. 
Hemos de decir, que la señorita Florencia se haya en perfecto estado de criogenización en el 3er cajón de nuestra nevera. Gracias a Dios que la srta Florencia es muy pequeñita. 

@maspomada

Jesús González 2016. 

domingo, 28 de agosto de 2016

The spanish way of life


Muy buenas noches de agosto.
Aprovechando que el verano se está acabando y con él los miles y miles de turistas que vienen a nuestro amado país por nuestro way of life, quiero aprovechar para contar lo que pensaban de nosotros grandes pensadores y demás gente de bien.

El padre del liberalismo conservador británico, Edmund Burke, aseguraba que «España es un país exangüe, sin nervio. Su nobleza le pesa como un dogal al cuello». El duque de Wellington se apuntó a propalar el tópico: «Los españoles son los más vagos de todas las naciones que he conocido, para ellos todo es beber». Darwin sugiere que la decadencia de nuestra raza podría deberse a que la Inquisición aniquiló a los españoles mejor dotados. Thomas Malthus dijo; «los españoles se han degradado completamente y se multiplican como brutos sin reparar en las consecuencias».
James Joyce cuenta que un italiano se quitó el sombrero delante de un español y dijo:«Usted me ahorra la vergüenza de ser el ultimo de los europeo»
Cyril Connolly (famoso crítico literario) dijo que «los españoles han vendido su alma por cemento y solo pueden salvarse con una serie de terremotos».

Lo que tenemos claro es que el mundo está habitado por dos clases de seres humanos: la humanidad y los ingleses con su chabacanería y cursilería, su debilidad por el cliché y los eufemismos embellecedores. Ya lo dijo el inglés lord Chesterfield, «la gente odia a quien le hace sentir la propia inferioridad», los ingleses llevan siglos teniendo un problema freudiano con los españoles. En la genealogía del odio anglo hay otro ingrediente freudiano. Así como los escandinavos han aprendido a disfrutar de su clima, los británicos lo odian, por eso tuvieron que montar un imperio en los dulces trópicos, donde los días son largos y la sensualidad despierta. Cualquiera que haya estado en verano en Inglaterra o Escocia entiende que ese clima haya sido el más poderoso impulsor colonizador de la historia y que el turista británico sea tan feliz en el extranjero, siempre que los nativos se comporten como camareros. Lo que allí llaman english summer lo llamamos aquí jodido tiempo, por eso pudo decir Shelley Winters: «hice una película en Inglaterra en invierno y hacía tanto frío que casi me caso». Metidos en su isla brumosa como un bote aislado en el mar, no es descartable que en la ojeriza británica haya una inocultable envidia por el sol de España y el spanih way of life , esa disposición al disfrute tribal de la vida en la calle.
Y todo ese mal rollo porque dio la casualidad que Felipe II no tuvo hijos con su mujer inglesa.

Muy buenas noches a todos 


Jesús González.2016

@maspomada